Making of “El Examen Final” (V) – La cubierta

Tras escribir, corregir, e intentar publicar tradicionalmente, decidí autopublicarme y maquetar «El Examen Final«, como conté la semana pasada. Aunque los detalles de maquetación están en otro artículo, creo que la cubierta merece un capítulo aparte por el esfuerzo que tuvo. Necesitaba diseñar algo que pareciera medianamente profesional. Pero no soy diseñador gráfico, y aquellos contactos en los que podía confiar tenían otras tareas entre manos. Podía haber buscado un profesional, pero decidí tirarme a la piscina. La gran ventaja de Amazon es que en cualquier momento se puede cambiar en una segunda edición, y permite arriesgar y experimentar. El resultado ya lo conocéis:

Portada de la primera edición de El Examen Final

La Imagen

La Estrella de Shamash siempre ha estado muy presente en el libro. De hecho, mi primera cubierta, la que utilicé con mis lectores cero, era bastante básica, con una fuente courier y un poco de Ascii Art.

Podéis ver referencias informáticas, ¿verdad? La tipografía de tipo consola de ordenador estaba elegida a propósito, pero no me parecía lo bastante atractiva para una cubierta comercial. Ni el fondo blanco. Aunque esta maquetación acabaría quedándose como portada interna del libro, cambiando la tipografía.

Mi idea inicial era una portada típica de imagen atractiva con letras encima, y pensaba mostrar el Zigurat de Etemenanki, como la siguiente imagen que me acompañó durante gran parte de la escritura:

La Torre de Babilonia, creo que extraída de un libro de Ted Chiang

Hice varias pruebas,cambiando enfoques, difuminando, añadiendo letras… Al final no me convencía, y no tanto por la belleza del cuadro o por los problemas de copyright (que descubrí más tarde), sino porque la relación con la historia es tangencial.

Conociendo mis capacidades (o carencias) comencé a explorar imágenes de uso libre, y a pensar maneras de utilizarlas. Así llegué a esta maravillosa imagen a microscopio de unas esporas:

Foto de esporas a microscopio, desde Pixio

Fue verla y pensar: «Esto refleja perfectamente una parte importante del libro» (spoiler alert). Hice algunas pruebas como invertirlo, pero tras una pequeña votación en mi entorno ganó la configuración actual. Aquí algunas muestras

Tenía otras ideas (que quizá utilice para la cubierta de la segunda edición…, si llega), pero la relación esfuerzo-beneficio jugaba en mi contra. Así se quedó la imagen como está.

Tipografía

Para terminar, necesitaba una buena tipografía. Quería algo futurista, diferente, pero fácil de leer. Entre las que probé estaban: Alierons, Alexana, Anurati, Blanka y Elianto. Aquí comparto los resultados:

Finalmente opté por Anurati para la cubierta, pero no quedaba bien para ser repetido una y otra vez, así que para los inicios de capítulo opté por Alierons.

Pero quería que tuviera algo más. Así que decidí aplicarle una textura: una foto de una nebulosa, como tantas otras. Le añadí sombra para facilitar su lectura sobre fondo negro, y el resultado es el que podéis ver.

Y así quedó diseñada la cubierta de esta primera edición de «El Examen Final». Reconozco que pasé un buen rato explorando opciones y que, al igual que en la maquetación, hay una serie de compromisos que espero poder mejorar en el futuro. De momento, espero que os guste. Y, si no, quizá deberíais leer el libro para ver cómo se relaciona con la historia…

2 comentarios

  1. Kenis

    Me encantò el libro, fue atrapante y novedoso… quisiera saber si habra continuacion, creo que quedo en el aire algo de romance con Adrian (Adad y Zuses) y a demas saber si volvio alguna vez con sus padres o no y saber que paso con todas las PR.

    • Hola, Kenis. Muchas gracias por atreverte a leer la historia y por pasarte por aquí a dejar un comentario. Me alegro de que te haya gustado.

      En realidad hay millones de continuaciones… Sólo hay que soñarlas. Bueno, y trabajar en ellas. Y seguir soñando. Quizá algún día volvamos al universo Shamash de la mano, quién sabe, pero mientras puedes crear tu propia versión, tu propia PR. Quizá en un universo cuántico se haga realidad.

      Un abrazo y gracias de nuevo.
      L.P.

Deja un comentario