[Microrrelato] Cualquiera

Se cansó de mirar el horizonte, de esperar que llegara y se cumplieran sus sueños. Una triste tarde, suspiró y le dio la espalda, volviendo al frío mundo y olvidando todos los arcoiris. Intentó ser una más, gris errante, pero sus pasos siempre dejaron huellas de amaneceres prometidos.

Agosto de 2014

Deja un comentario