[Microrrelato] Totalitarismo democrático

Tras la sangría con la que terminaron la mayoría de las democracias parlamentarias, y los levantamientos que hicieron sucumbir al resto, la conclusión era clara: no importaba el tipo de gobierno, imperio, reinado, comunismo, democracia, república; con el tiempo los gobernantes sucumbían a la tentación y se alejaban del pueblo, acumulando más poder.
La solución fue incorporar esa constante en el sistema, elegir un dictador totalitario y abrirle desde el principio todas las herramientas, pero sólo durante 10 años, tras los que las masas juzgarían si había sido benévolo o merecía la muerte.
El sistema funcionó casi un siglo, mientras los candidatos temían por su propia suerte. Después se convirtió en la tiranía de los desesperados.

Octubre de 2013

Deja un comentario