[Microrrelato] Deseos vacíos

Empezó ignorando todos los saludos, las palabras, los gestos, con paciencia e indiferencia, hasta que logró que dejaran de verlo.Por fin era invisible. Podía entrar en cualquier lugar o hacer lo que quisiera sin dejar de ser ignorado. Había conseguido la tranquilidad que buscaba.

Su familia lloraba su recuerdo cada vez que les daba besos insulsos.

Octubre de 2011

Deja un comentario