[Microrrelato] Cupones

El viejo periódico, acosado por las deudas, llenó la última página de su último número de cupones de colores. «Vale por una sonrisa. Canjeable donde, cuando y con quien se quiera». Su cabecera no volvió a aparecer en los kioskos de prensa, pero su legado sobrevivió todo el verano.

Junio 2011

Deja un comentario