[Microrrelato] Destino

-Di un unúmero y tira el dado -rió ella-. Si lo adivinas, te doy un beso.
Él miró el dado trucado, lleno de cincos,  le devolvió la sonrisa segura y lo lanzó al aire. Salió el número elegido., un dos desafiante.
Febrero de 2013

Deja un comentario