miércoles, 14 de mayo de 2014

Mooverang, Fintonic y Wallo: Finanzas personales.

El pasado 12 de mayo, tras una agresiva campaña publicitaria, la OCU presentó su aplicación móvil para ayudarte a gestionar tus finanzas: Mooverang. Se une a Fintonic (diciembre de 2012) y Wallo , dos aplicaciones que llevan más de un año y que han marcado el camino.



VS

VS

Estas aplicaciones llevan varios años funcionando en EEUU, con representantes como Mint (de la empresa Intuit, responsable del software de contabilidad Quicken, que ya en los 90 permitía importar apuntes bancarios para facilitar la contabilidad usando el estándar EDI), Check o Manilla (de AOL). Vamos, no es algo nuevo y hay estándares y tal. Allí se trata de un mercado maduro, establecido y que ha atravesado las peores etapas de inseguridad, de cuya experiencia los nuevos competidores españoles seguro se están beneficiando.

El funcionamientos de estas aplicaciones es sencillo:
  • Te pide las claves de acceso al banco (directa o indirectamente), SOLO las de lectura. Al no tener tu clave de firma ni tu tarjeta de números, no puede realizar operaciones. Al menos en la mayor parte de la banca actual.
  • Consulta los movimientos en tus cuentas y tarjetas (normalmente 1 vez al día para evitar que salten alarmas en el banco) y, gracias a una base de datos de conceptos y cuentas, las clasifica.
  • Te permite visualizar gráficamente tus movimientos, ponerte objetivos de ahorro y controlar desviaciones...
  • Te da avisos automáticos de los movimientos que hay, en muchos casos mejorando las aplicaciones de los bancos.
Evidentemente, a pesar de lo madura que esté la tecnología, todas las auditorías de seguridad, promesas y garantías que nos den, cuando alguien utiliza un servicio de este tipo debe haber una confianza. Vale, no tienen mis claves de firma, no pueden hacer operaciones, dicen que no van a mirar mis datos, que los guardan cifrados, que los borran, que aunque entre un hacker no podrá hacer nada, que... Si no te fías de que accedan sólo con permiso de consulta a tus datos, crees que traficarán con ellos o los usarán para saber adónde vas de vacaciones y entrar a robar en tu casa, te comprendo perfectamente, pero no sigas leyendo para acabar diciendo que no te fías. Dedica el tiempo a algo más útil, no seas como un claustrofóbico probando ataúdes. O ve a la web de Fintonic a echarles en cara que hacen un producto inútil para ti (y consigue que repitan por enésima vez su mantra de 7 puntos).

Si ves la utilidad, y crees que la tecnología es lo bastante segura, o quieres probar a ver qué tal (siempre puedes darte de baja y después cambiar la clave de tu banco), sigue leyendo. Precisamente la OCU defiende a su favor que no es una empresa, no va a ganar dinero, se financia con cuotas, no usará tus datos para nada. Quizá ése sea su mayor argumento.

Partiendo de que estas aplicaciones son muy específicas de cada mercado (las aplicaciones de USA no están preparadas para los bancos españoles), he estado probando los tres mayores contendientes del momento. Aquí van algunas conclusiones funcionales (lo dicho, el tema de la seguridad dejado de lado):
  • Añadir nuevas cuentas es totalmente distinto en Wallo que en los demás. En Wallo tienes que entrar en un navegador de escritorio, instalar un plugin y seleccionar las cuentas/tarjetas que quieres. La gran ventaja es que te permite añadir unas cuentas sí y otras no. La desventaja es que no sé qué hace esos plugins para no pedirme usuarios y contraseñas... Mal rollo, quizá actúan como keyloggers.
    El resto te piden la identificación de un banco e importan todo.
    Eso sí, Fintonic soporta mayor cantidad de entidades bancarias que sus competidores.
  • Wallo importa sólo los 2 últimos meses de movimientos bancarios. Fintonic y Mooverang importan los últimos 12 meses si están disponibles (aunque en Mooverang es un infierno retroceder mucho en el Timeline).
  • La categorización:
    • Wallo está muy bien pensada, y es la única que incluye, por ejemplo,entradas duplicadas, transferencias entre cuentas (que no son ingresos ni gastos), o compensación gastos.
    • Fintonic es el más pobre, le falta muchos conceptos.
    • Mooverang es un infierno. Por ejemplo, para pagar o devolver impuestos tenemos que ir a "Otros pagos > Impuestos" o a "Ingresos > Devolución impuestos". O, para un coche de alquiler, tenemos "Vacaciones y viajes > Coches de Alquiler", pero también podríamos ir a "Coche y Transporte > Préstamo"... Dejando a un lado la organización, es bastante completo, incluyendo cosas como "Dietas" en los ingresos (algo que no hay en el resto). Además, no permite, al cambiar una categoría, aplicar el cambio a todas las transacciones similares. Hay que ir una a una.
    • NINGUNO permite modificar la categorización: añadir o modificar.
  • La división de transacciones es curiosa cuando menos, hay distintos planteamientos y no sé con cuál quedarme, quizá el de Fintonic.:
    • Wallo no la permite. Supongo que tendrás que eliminar y añadir nuevas trasacciones (algo que sí permite).
    • Fintonic permite dividir hasta en 3 conceptos, y los mantiene dentro de la misma transacción, lo que da más claridad
    • Mooverang, al dividir, te crea nuevas transacciones y te resta los importes de la transacción original. Te indica que las nuevas transacciones son parte de una transacción dividida, pero la original desaparece.
  • El interfaz web es una gran ventaja en Wallo y Fintonic. En el caso de
  • La aplicación de Android, a nivel general,
    • Wallo: muy básica, sólo muestra el timeline de las transacciones. La de iPhone por los pantallazos parece igual.
    • Fintonic: más completa, pero hay cosas (como presupuestos, algunas gráficas, etc.) sólo están en la web.
    • Mooverang: la más completa, informes. Claro que no tiene web. Eso sí, peor rendimiento que el resto. Pero da la sensación de que, así como la campaña publicitaria ha sido redonda, la aplicación han corrido mucho por lanzarla.
  • Los informes: 
    • Wallo: Vista general, ingresos, gastos, saldos... Muy completo
    • Fintonic: Deuda, patrimonio, comparativa de categorías específicas, análisis de tendencias... Muy completo también, aunque probablemente el más bonito de los tres.
    • Mooverang: tus gastos, balance mensual e informe mensual. Bastante básico.
  • La planificación: Aquí Mooverang da vueltas al resto por una sencilla razón: ya empiezas con un presupuesto pre-calculado, el presupuesto planificado. En el resto de aplicaciones tienes que crearte el presupuesto desde cero, Mooverang procesa los últimos meses, busca patrones y predice lo que te vas a gastar fijo (recibos mensuales, anuales, etc.). 
  • Respecto al soporte, Wallo tiene una página/foro donde la gente puede proponer mejoras, lo que da la sensación de que su soporte puede ser mejor. No he profundizado más (Mooverang se acaba de lanzar y sería pronto para compararlo), pero he visto que muchas de las mejoras  que pensaba al ir trabajando ya estaban solicitadas.
Ahora, mi opinión. A día de hoy, calificaría de la siguiente manera:

Wallo Fintonic Mooverang
Lo mejor Las categorías
Las etiquetas
Los bancos soportados
Los reportes y análisis
La división de transacciones

La edición de transacciones (permite todo menos editar el concepto)
El presupuesto planificado
La independencia económica (si se cumple)
Lo peor La duda sobre el origen de sus ingresos
App muy simple

La división de transacciones sólo en 3 sub-transacciones
Pocas categorías
Pobre edición de transacciones: sin etiquetas, etc.
No permite editar conceptos
Las categorías no están bien ordenadas
No permite re-categorizar automáticamente transacciones similares
Navegar por el timeline por fechas es complicado (la búsqueda es demasiado completa para tareas sencillas)
Sin página web
App lenta
No oculta los números de cuentas/tarjetas


Para obtener la aplicación perfecta, junta lo mejor de los tres. Mooverang, que era el rey del móvil en comparación con Wallo, debe ponerse las pilas para igualar las posibilidades de la aplicación de la OCU. Mooverang necesita avanzar un poco más para alcanzar el estado de Fintonic entre su web y su aplicación. Y si ambos empiezan a mejorar sus puntos flacos... Puede ser una competencia muy sana para los consumidores.

Tras probarlo, llega el momento de darme de baja de las que no me interesan y cambiar la contraseña del banco :-) ¿Adivináis con cual me quedo?

PD: Me he permitido hacer el siguiente cuadro comparativo de capacidades. Espero que le sea útil a alguien. Si algún visitante del futuro ve algo que se ha quedado desactualizado, que avise y lo actualizo. O si queréis que añada alguna otra funcionalidad.

Actualizado:  13 de mayo de 2014



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, gran artículo.
Sólo un comentario: Wallo sí que permite dividir las transacciones.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Arquia es la web de la Caja de Arquitectos

Publicar un comentario

 
;