lunes, 30 de abril de 2012 0 comentarios

[Cita] El temor de un hombre sabio

—Me encanta la Universidad —le dijo Sim a Wilem al otro lado de la hoguera—. Las mujeres instruidas son mucho más atractivas.

—Me gustaría poder decir lo mismo de vosotros —dijo Mola con aspereza—. Pero nunca he conocido a ningún hombre instruido

"El temor de un hombre sabio", Patrick Rothfuss
viernes, 27 de abril de 2012 1 comentarios

[Microrrelato] El pan de Peter

-¿Qué has hecho hoy, cariño? -preguntó mientras lo arropaba.

-Hoy he descubierto una isla nueva, y he conocido a unos gnomos que son sastres y hacen trajes de baño para los flamencos, y una señora vieja vive dentro de una niebla muy espesa y se muda cada vez que sopla el viento, y los elefantes siempre van en fila para caber entre los árboles. Y he luchado contra un dragón que vivía dentro de un pozo, y después les he entregado sus huevos a las hadas para que los cuiden. Y me he perdido, pero al final he sabido regresar a la cocina. ¿Y tú, mamá? ¿Qué has hecho tú?

-Exactamente lo mismo -sonrió mientras le daba el beso de buenas noches.

Abril de 2012
jueves, 26 de abril de 2012 0 comentarios

[Cita] Peter Pam

—Peter —le preguntó, tratando de hablar con voz firme—, ¿cuáles son tus sentimientos concretos hacia mí?
—Los de un hijo fiel, Wendy.
—Me lo figuraba —dijo ella y fue a sentarse al otro extremo de la habitación.
—Qué rara eres —dijo él, francamente desconcertado—, y Tigridia es igual. Dice que quiere ser algo mío, pero no mi madre.
—No, claro que no —replicó Wendy con tremendo énfasis. Ahora ya sabemos por qué tenía prejuicios contra los pieles rojas.
—¿Entonces, qué?
—Eso no lo debe decir una dama.
—Pues muy bien —dijo Peter, algo molesto—. A lo mejor me lo dice Campanilla.
—Sí, Campanilla te lo dirá —contestó Wendy con desprecio—. No tiene modales.
(...)
—¿A lo mejor Campanilla quiere ser mi madre?
—¡Cretino! —gritó Campanilla enfurecida.

"Peter Pan", James M. Barry

miércoles, 25 de abril de 2012 0 comentarios

[Crítica] Peter Pan, de James M. Barrie

De modo que con algún que otro disgusto, pero en general con gran diversión, se fueron acercando al País de Nunca Jamás, y al cabo de muchas lunas llegaron allí y, lo que es más, resulta que habían estado viajando sin desviarse todo el tiempo, quizás no tanto debido a la dirección de Peter o de Campanilla como a que la isla los estaba buscando. Sólo así se pueden avistar esas mágicas orillas.
Acabo de leer Peter Pan, el original, el que publicó el Sr. Berry en 1911 como "Peter y Wendy", basándose en la obra de teatro que había escrito unos años atrás. Iba cargado con todos los prejuicios habidos y por haber, desde el clásico de Disney al fantástico Hook, pasando por la versión de 2003 y la secuela animada de 2002. Y, por supuesto, la soberbia Descubriendo Nunca Jamás que recomiendo con ahinco. No me pregunten por qué, quizá por esta última película, pero intuía que en el libro encontraría algo que no han podido plasmar en ninguna película. Y, efectivamente, lo encontre. Valga como ejemplo el párrafo que abre esta entrada, y que hace del viaje a Nunca Jamás algo mucho más largo y entretenido que los vuelos instantáneos a los que estamos acostumbrados.

Una de las portadas originales de Peter Pan
Fuente: Wikimedia
En el libro original, Peter es un niño egoista para quien todo es un juego. Ojo, no es un duende de orejas puntiagudas. Es un niño, o mejor dicho, el niño por autonomasia. También es el líder del grupo, al que todos admiran y siguen aunque no comulguen con sus ideas. Muchas veces es un cacique caprichoso, aunque su seguridad le da aún más puntos para que los niños perdidos le obedezcan ciegamente.

Si últimamente han jugado con niños, descubrirán que los juegos de Wendy y el resto de niños son un reflejo de los juegos que incluso hoy se repiten. Juegos en que se viven aventuras, sí, pero también se repite la rutina y se imita a los adultos.
También tiene que haber sido muy bonito ver a los niños reposando en una roca durante media hora después del almuerzo. Wendy se empeñaba en que lo hicieran y tenía que ser un reposo auténtico aunque la comida fuera ficticia.
En esos juegos de imitación de la vida adulta,  cuando Wendy actúa como madre de los niños perdidos porque es lo que quiere ser, los mundos de Peter y de Wendy colisionan. Wendy es una mujercita, Peter no quiere crecer. Su inocencia infantil, además de egoista, es tan crédula que a veces necesita que le recuerden que aún es un niño.
—Estaba pensando —dijo él, un poco asustado—. Es mentira que yo sea su padre, ¿verdad?
—Oh, sí —dijo Wendy remilgadamente.
—Es que —continuó él como excusándose—, ser su padre de verdad me haría sentirme tan viejo.
—Pero son nuestros, Peter, tuyos y míos.
—Pero no de verdad, ¿no, Wendy? —preguntó angustiado.
—Si no lo deseas, no —replicó ella y oyó claramente el suspiro de alivio que soltó él.
Como se intuye, el libro plasma la ideología y los estereotipos sociales de la época, y también plasma la guerra de sexos que en cada momento de la historia ha tenido distintas manifestaciones.
—Lo único que recuerdo de mi madre les dijo Avispado, es que le decía a papá con frecuencia: "Oh, ojalá tuviera mi propio talonario de cheques".
Un mapa de Nunca Jamás tan válido como cualquier otro porque, como dice el Sr. Barrie, " los Países del Nunca jamás son muy distinto"
Fuente: Disney Wikia
Copyright: Disney

Está lleno de críticas incisivas y agudas del mundo adulto desde el punto de vista infantil, pero tampoco se libra de un análisis muy acertado de la realidad de los niños, sus fantasías, sus juegos y sus ilusiones. La ilusión y la realidad se confunden a menudo. Los personajes siguen destinos distintos a todas las versiones cinematográficas a las que estamos acostumbrados, algunos incluso mueren definitivamente. Y, como se anticipa desde la primera página, Wendy, John y Michael regresan a casa tras su singular epopeya. Pero no regresan solos.
La escena no podría haber sido más encantadora, pero no había nadie para contemplarla, excepto un extraño chiquillo que miraba por la ventana. Tenía alegrías innumerables que otros niños jamás llegan a conocer, pero estaba contemplando por la ventana la única felicidad a la que jamás podría aspirar.
No, ése no es el final. El libro sigue después con un epílogo magnífico, que deja una ventana abierta a la imaginación que, como tantas otras delicias que se esconcen en sus páginas, me pilló de improviso. Les invito a descubrirlas, encontrarán un libro lleno de sorpresas y mucho más profundo de lo que esperan, un libro que tanto por forma como por fondo se merece estar donde ha llegado.
martes, 24 de abril de 2012 0 comentarios

[Cita] Peter Pan

Nos escabullimos como los seres más crueles del mundo, que es lo que son los niños, aunque muy atractivos, y pasamos un rato totalmente egoísta y cuando necesitamos atenciones especiales regresamos noblemente a buscarlas, seguros de que nos abrazarán en lugar de pegarnos.

"Peter Pan", James M. Barrie
lunes, 23 de abril de 2012 0 comentarios

[Cita] Peter Pan

A estas mágicas tierras arriban siempre los niños con sus barquillas cuando juegan. También nosotros hemos estado allí: aún podemos oír el ruido del oleaje, aunque ya no desembarcaremos jamás.

"Peter Pan", James M. Barrie

Comienzo una semana dedicada al clásico del Sr. Barrie.
viernes, 20 de abril de 2012 0 comentarios

[Microrrelato] Final esperado

Aparecieron sin avisar, angustiados por omitir cualquier protocolo y con un mensaje aciago: nuestro Universo había chocado con otro; la onda de destrucción avanzaba a velocidad c hacia la Tierra. Pero ellos podían salvar a algunos, intentar que la Humanidad no cayera en el olvido. Mientras los cien niños afortunados eran elegidos, recorrieron todo el planeta recogiendo animales y otras muestras. Su peculiar arca partió, dejándonos con dos años de espera y la mirada perdida en el cielo, buscando el invisible final de nuestro espacio-tiempo.

Abril de 2012
miércoles, 18 de abril de 2012 1 comentarios

Documentación versus Ficción

Reconozco que a veces me pierdo documentándome. Si un personaje encuentra un sestercio, me gusta saber cómo eran, cuántos tipos distintos se acuñaron, qué motivos tenían... Incluso por el camino me puedo aprender cosas como que el Oricalco, material legendario inventado por Platón, para los romanos no era sino valioso latón dorado. Y por el camino puedo decidir cambiar el sestercio por un rarísimo as de oricalco.

Y allí la documentación se convierte en una ficción creíble.
Un as romano (evidentemente, ni el as de copas ni el de espadas)
Fuente: Wikimedia
En el extremo opuesto tenemos la falta más deleznable de documentación, algo que en la ficción de consumo rápido actual se ha convertido en habitual. Recuerdo que hace unos años los jueces de EE.UU. se creyeron tanto los episodios de CSI que las pruebas científicas llegaban a ser decisivas en algunas sentencias, y que los propios jueces se sorprendían de que un análisis de ADN costara más de 1 minuto, como en la serie.

En tecnología los fallos de documentación suelen ser flagrantes. Como cuenta el Sr. Nimoy en su artículo sobre su trabajo en Tron Legacy, sufrió al ver que en la película Hackers (1995) un salvapantallas con ecuaciones mostraba que el hacker había logrado su objetivo, y también sufrió con Swordfish y Parque Jurásico. Se alegró de ver cómo Trinity usaba nmap en Matrix, pero volvió a sufrir cuando nmap se convirtió en la panacea de Hollywood y se usaba hasta para obtener contraseñas. Por eso, cuando le dijeron que el objetivo era parar un video que se mostraba en bucle, usó un sencillo "kill -9".

El Hacker de Tron Legacy usando el simulador de Hanoi en su emacs
Fuente: JT Nimoy.
Propietario: © Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved
Pero la documentación no es sólo necesaria en tecnología. Un el decimotercer episodio de la segunda temporada Fringe, "What lies below", se menciona de pasada la teoría de la Catástrofe del Lago Toba para, añadiéndole otros elementos, desarrollar la trama, pero sin contradecir nada de la propia teoría. En el decimosexto episodio de su tercera temporada, "Os", en cambio, un experto científico dice sin pestañear que el osmio (Os en la tabla periódica) es el elemento más pesado. Y es bastante denso, pero el plutonio lo es más, como aclaran en la web de divulgación científica Weak Interactions.

Supongo que el problema no es tanto la falta de documentación sino que el narrador no activa nuestra Suspensión de la Incredulidad. Si la historia transcurre en nuestro mundo, confiamos en que sea coherente con nuestro mundo. Si Trinity hubiera manipulado cadenas flotantes de letras verdes, no habría sido realista pero sí coherente con su universo y nos lo habríamos creído. En el mismo Tron Legacy, el comando kill es coherente con ese momento de la película, pero cuando entran en el mundo virtual todo se vuelve más mágico y no desentona. Porque, a veces, y sobre todo al trabajar con ciencia y tecnología, es necesario llegar más allá de la documentación, adentrarse en el terreno de la imaginación y construir lo inconstruible. A saber cómo sería el mundo si el Sr. Verne nunca nos hubiera hecho viajar a la luna.
lunes, 16 de abril de 2012 0 comentarios

[Cita] El Prisionero del Cielo

El buen yantar es como una moza en flor: no saber apreciarlo es de besugos.

"El Prisionero del Cielo", Carlos Ruiz Zafón
viernes, 13 de abril de 2012 0 comentarios

[Microrrelato] Profecía

El bar "Muerte el 13 de abril" siempre estaba vacío ese día.

Abril de 2012

--------------------------------
Nuevo ejemplo de relato al que, cambiándole el título, se le cambia todo el sentido. Se me ocurren 2 títulos alternativos: "Luto" y "Superstición". Aunque "Profecía" le da más color. ¿Se les ocurre a los lectores algún otro?
miércoles, 11 de abril de 2012 0 comentarios

Los propietarios de lectores electrónicos leen más

Vía Engadget (Sorpresón: Los propietarios de un e-reader leen más) llego a un estudio del Pew Research Center (Washington) sobre las costumbres de lectura en EEUU, y especialmente los lectores de libros electrónicos, ya sea a través del ordenador, móviles, tabletas o eReaders.

La primera conclusión que saca el estudio es que un 21% de la población del país americano lee libros electrónicos. El número de lectores de libros electrónicos se ha multiplicado por 4 en los últimos 2 años, mientras que los lectores de libros impresos se mantienen, ya que los que se adaptan a las nuevas tecnologías no abandonan los formatos tradicionales. También obtiene unas consecuencias bastante buenas sobre el uso de cada tipo de libros:



El titular de Engadget se refiere a que, de media, los usuarios de lectores electrónicos han leído 8 libros más el año pasado que los que no los usan: 24 frente a 16. Mi caso personal es que leo muchísimo más: antes podía leer 4 o 5 libros en un año, y ahora he duplicado el número al resultarme mucho más sencillo llevar el libro conmigo. De todos modos, no hay que olvidar el argumento de un comentarista de Engadget, que indica que a los que les gusta leer compran más eReader que los lectores ocasionales, pues supone una mejor inversión.

El estudio está lleno de datos fascinantes, algunos evidentes (la población con mayor nivel de estudios lee más) y otros no tanto (el 29% de los lectores de libros electrónicos usan el móvil para ello, un 13% con bastante frecuencia, dejándose la vista en mi opinión). A quien le pueda interesar, le invito a leerlo con más profundidad.

Una nota curiosa: el Pew Research Center pertenece a Bill y Melinda Gates.
lunes, 9 de abril de 2012 0 comentarios

[Cita] Tormenta de Espadas

Todo tiene raíces en el pasado, en nuestras madres, en nuestros padres y en los padres de nuestros padres. No somos más que marionetas, nos mueven los hilos de los que nos precedieron, y algún día nuestros hijos tendrán que bailar como les dicten nuestros hilos.

"Tormenta de Espadas", George R.R. Martin
viernes, 6 de abril de 2012 0 comentarios

[Microrrelato]

El hombre de la túnica aparecía siempre sin avisar, doblaba la esquina y recorría la acera lentamente. Cuando se marchaba, algo había cambiado: un pestañeo suyo que desencadenaba una cadena de favores, un suspiro que salvaba a un niño en la calzada, una sonrisa que ablandaba el corazón del tendero rácano. Y nadie nunca se fijaba en él.

Marzo de 2012
miércoles, 4 de abril de 2012 0 comentarios

Propaganda

Hace un montón de tiempo llegué a los 11 principios de la propaganda del Sr. Goebbels:
  1. Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.
  2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.
  3. Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. «Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan».
  4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
  5. Principio de la vulgarización. Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.
  6. Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: «Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad».
  7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
  8. Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
  9. Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
  10. Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
  11. Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente de que piensa «como todo el mundo», creando una falsa impresión de unanimidad.
Desde luego, cualquier "organismo" que se me ocurra debería cumplirlos. Me los apunto aquí para que no se me olviden. Y los comparto en este momento en que, mire donde mire (sindicatos, gobierno, oposición), no veo más que propaganda.

PD: Me encanta especialmente esta frase: "La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar." Goebbels en España se habría puesto las botas.
lunes, 2 de abril de 2012 0 comentarios

[Cita] El temor de un hombre sabio

El hábito no hace al monje, pero si quieres interpretar un papel, necesitas el disfraz adecuado.

"El temor de un hombre sabio", Patrick Rothfuss
 
;