miércoles, 7 de marzo de 2012

Lo más normal del mundo

Si hay algo que me exaspera (y pido perdón todos los que les pueda molestar que tenga sentimientos) es la crítica a lo diferente, especialmente cuando surge de la ignorancia. Desde los comentarios que se muestran claramente racistas, xenófobos o nacionalistas, hasta los comentario inocentes que se pueden resumir en "qué raro es Juan, no es normal como nosotros".

El ser humano es tribal, familiar, grupal, y como tal, y como consecuencia evolutiva y parte de los mecanismos de supervivencia, se defiende de aquello que le es ajeno y prefiere lo que reconoce como propio. Pero, en pleno siglo XXI, y especialmente entre personas con acceso a una educación superior, muchas veces esos comentarios no surgen como una defensa sino como una comodidad y un cimiento al egocentrismo.

El mundo
Fuente: cultureforum.net (aunque probablemente no sean los propietarios de los derechos)
Como respuesta a esos comentarios, solía hacer referencia a lo que realmente es "normal" a nivel mundial. Hace tiempo leí (y seguro que muchos lectores lo han visto) un texto llamado "Si el mundo fuera una aldea de 100 habitantes". Se puede encontrar en muchos sitios (aquí, aquí, aquí, en libro, en imágenes del eśte señor, y en video aquí, y aquí, además de en muchos sitios más), por lo que no voy a transcribirlo.

Pensaba extrapolar algunas conclusiones para los españoles que consideran que son normales, pero he descubierto que con el tiempo, sobre todo en los últimos 10 años (el texto ya tiene una edad) algunos argumentos se han vuelto falsos. Y, así, descubro que lo normal quizá no sea aquello a lo que la gente de mi entorno está acostumbrada, pero tampoco está en los mitos tantas veces difundidos. Lo más normal del mundo, en el momento de publicar esta entrada, es:
  • Poder leer: 83.7% (en 2009)
  • Tener acceso a agua potable: 83%
  • No pasar hambre: aproximadamente el 80%
  • Tener acceso a electricidad: 80.5%
  • No ser cristiano, ni de religión (67%) ni de cultura
  • Pero sí ser religioso: 68-90%
  • No tener el español como lengua materna: 97%
  • No ser europeo: 88% (de hecho, lo normal es ser asiático, con el 61% de la población).
  • Por supuesto, no ser español (99.5%)
  • Vivir en un país que no es una democracia liberal: 65%
  • Tener los ojos marrones y el pelo negro 
  • Tener sangre del grupo O+: 36.4%
  • No tener coche: 91%
  • No tener casa propia: 60% 
  • No tener ordenador: 93%
  • No tener acceso a Internet: 67% (aunque para el 2015 se calcula que lo normal será sí tener Internet)
  • Pero sí tener teléfono móvil: 87%
  • No haber ido a la universidad: 99%
  • No tener cuenta en un banco: 70%
  • Ser intolerante a la lactosa: 75% (nota: la intolerancia a la lactosa aparece en la edad adulta si se deja de consumir, lo que puede ocurrir por razones culturales o de imposibilidad).
Reconozco que por muchos motivos soy un bicho raro. Y vosotros, ¿sois normales?

1 comentarios:

nuestrasalmas dijo...

Soy español, cristiano, católico, de pelo marrón oscuro aunque no negro,

Si vivo o no en una democracia liberal, sería debatible, y no tengo ni idea de mi grupo sanguíneo. :)

Tengo ordenador, coche, acceso a internet y cuenta en el banco. Y a juzgar por mis desayunos, no tengo intolerancia a la lactosa, todavía.

Aparte de eso soy bastante normal. :)

Curioso post y una buena forma de describir a alguien, como sus desviaciones respecto a la norma.

"Dejemos de llamar normal
a lo que todos hacen" (Los Deltonos)

Publicar un comentario

 
;