miércoles, 7 de diciembre de 2011

Erik el Belga

Hace unas semanas, mi amigo el Sr. Barea me habló del Sr. van den Berghe, alias Erik el Belga, y de sus fechorías. Me extraña que aún no se haya escrito sobre su historia, aunque desde luego su vida es de película.

El Sr. van den Berghe en su casa de Málaga
Fuente: Diario de Navarra

Nació en Nivelles, Bélgica, en el 1940. Según él mismo cuenta, a los 14 años ya traficaba con armas aprovechando todas las que había abandonadas en los alrededores del pueblo tras la Segunda Guerra Mundial. Se apuntó a clase de pintura tras enamorarse de una joven de 25 años que iba a esa clase en su colegio. Aquella afición le cambió la vida.

Durante una época (entre 1 y 2 años) sirvió en el Congo Belga como mercenario. A su regreso, comenzó a trabajar como tratante de arte. Pronto, con solo 25 años, algunos coleccionistas empezaron a solicitarle obras de arte específicas que no estaban a la venta. No sólo pedían comprárselas, sino que le proporcionaban los datos necesario para conseguirlas: dónde estaban, información técnica necesaria para restaurar las obras (tratados de policromías, por ejemplo), etc. Básicamente, le ponían el robo en bandeja. Dice que sus clientes eran grandes enamorados del arte que sabían lo que querían.

Siempre trabajaba con hombres respetables, a veces ex-mercenarios como él. Las reglas de sus trabajos eran claras:
  • Nunca se usaba violencia.
  • Se trabajaba con hombres respetables, preferiblemente casados pero con mujeres no celosas (para no tener que llamarlas).
  • Siempre se robaba bajo demanda.
  • No se rechazaba ningún trabajo. "Todos los sistemas de alarmas y demás protecciones han sido instaladas por alguien. Por eso, alguien sabe cómo desmontarlas."
  • Se trataban las obras con respeto
  • El botín se repartía a partes iguales.
  • Se respetaba el código de silencio.
"Tiene la moral del antiguo bandido, de los años 60,
donde
un apretón de manos y una mirada
valen mil veces más que una firma"
Sra. Gutierrez de la Mandariaga, esposa de Erik

Corría el año 1966 cuando Erik planeaba el robo de un Beato de la Catedral del Burgo de Osma. Pero tras un chivatazo de un socio italiano con el que iba, fue capturado por la Guardia Civil e ingresó en la Carcel de Soria. No pasó mucho tiempo allí, ya que el robo no se había llegado a perpetrar.

Sí fue detenido y condenado a 10 años en 1976 en Bélgica, pero poco después escapó de la prisión de Vervier y se refugió en España definitivamente. Montó una agencia de exportación de antigüedades en Valencia y Alicante. En 1979 comenzaron los expolios de iglesias por toda la geografía española, sin dejar de actuar en el extranjero.
"Yo he engañado a muchos museos de arte, alemán en particular, con obra de arte que yo había falsificado. Bueno, también en América".

Erik el Belga 
 
En 1981, como parte de una investigación internacional, fueron detenidos en Paris dos españoles implicados en robos de arte. Erik, sospechando que iban a por él, se mudó a Sitges, donde se alojaba en el hostal Bravo, en el Paseo de la Ribera. Finalmente, en febrero de 1982, la guardia civil lo detuvo en la puerta de un hotel de Castelldefels.
Erik el Belga en 1982, tras su detención
Fuente: RTVE
Ocho fueron los países que pidieron su extradición para juzgarlo por diferentes delitos. Porque, hasta este punto, los números de su vida resultan impresionantes:
  • Reconoce unos 300-400 robos entre Francia y Alemania.
  • 600 supuestos robos en más de 52 museos por toda Europa
  • 2.000 piezas robadas atribuidas en España en más de 30 ciudades. Sólo 40 reconocidos.
  • 3.000 tablas románicas y góticas "negociadas", de las que el 80% eran españolas.
  • 1.100 crucifijos comprados "legalmente" a anticuarios gitanos
  • Más de 5.000 piezas exportadas desde España

Entre otros robos en los que se le implica, demostrados o no, tenemos:
  • Las tablas de Pedro Berruguete en la iglesia de Santa Eulalia de Paredes de Nava (Palencia)
  • 7 imágenes en la iglesia de Artíes, en el valle de Arán, incluyendo Santa María de Artíes (de 1,5 metros)
  • Robo en el Palacio de XXX mientras estaba siendo usado como cuartel de la Guardia Civil.
  • El Retablo de San Miguel de Aralar
  • 52 piezas de Roda de Isábena, entre ellas la famosa silla de San Ramón.
  • Retablo en el Monasterio de Siresa, Huesca.
  • Tablas de la sillería del monasterio de Santa María de Huerta
  • Robo en la catedral de Morella, en Murcia
  • Robo en la capilla del Corpus de la catedral de Tarragona

"Yo no he robado nada. He cogido piezas que estaban podridas en un país que no las apreciaban, y las he llevado en un país que las estaban esperando y que las han restaurado"
Erik el Belga

Silla de San Bruno antes del robo, y lo que se recuperó.
Según Erik, la silla no la destruyó él sino sus hombres cuando no lo dejaron en libertad condicional tras 36 meses de cárcel.
Fuentes: Páginas del Sr. García Ormenes y del Sr. Ballarín






Nunca aceptó haber cometido o planificado robos, y únicamente dijo haber comerciado con obras sin comprobar su procedencia. Mientras estaba en la carcel de Modelo de Barcelona, llegó a un acuerdo político para comprar su libertad provisional a cambio de recuperar las piezas robadas. Tras 35 meses y 1500 obras devueltas, el 22 de febrero de 1985 abandonó la prisión. Los 14 juicios que tenía pendientes no le condenaron por prescribir los delitos.

En los años siguientes se obra una extraña transformación en Erik: se casa por séptima vez con la abogada que le había defendido, con la que sigue hasta hoy, deja de robar, se dedica a la pintura y a la filantropía. El dice que estaba cansado. Su esposa dice que tiene miedo del poco tiempo que le queda. Hay gente que duda de la sinceridad de su transformación tras todo el mal que ha hecho.


Desde entonces, vive en Málaga, donde sigue trabajando de anticuario, pinta, ayuda a recuperar obras de arte desaparecidas (colaborando con la asociación Panal-Nalda), y lucha contra la diabetes que le está volviendo ciego. Ha donado bastantes obras de pintura documentadas, más de 200, a órdenes religiosas o la Iglesia, entre las que se incluyen:
  • 1 cuadro de la Virgen de la Cabeza de Cullar, donado después de que en 2002 desapareciera la figura original, que desde entonces sale en procesión
  • 1 lienzo de la Virgen del Carmen
  • 19 cuadros donados a Roda de Isábena para intentar restaurar el daño causado.
  • 1 cuadro de la Virgen Negra de Torreciudad
  • 1 cuadro de San Josemaría (tiene permiso para pintarlo por pertenecer al Opus Dei)
  • 1 cuadro de Jokin Ceberio, el niño matado por sus compañeros, cedido a su familia

Erik el Belga entregando 19 pinturas al párroco de Isábena Mossen Leminyana
Ojo a la indumentaria: camisa con interrogante (?) y chaqueta con la A y el corazón...
Fuente: RTVE


Pero muchas obras de las que el robó no se han recuperado, o han sufrido mutilaciones que suponen una pérdida irreparable, y la sociedad no olvida. A pesar de su cambio radical, tampoco ayuda cuando dice que le gustaría que se le recordara como "el mercenario de la belleza".

Fuentes:
- Documentos TV (29/12/2009): Erik el Belga
- La Vanguardia (08/04/1985): Erik "el belga" gestionará la devolución a España de 600 obras de arte.
- El Periódico de Aragón (28/08/2004): Erik el Belga: "No creo que 'El Grito' vuelva a aparecer".
- Blog de Carlaventuras (16/10/2006): Erik el Belga: ladón arrepentido o simplemente un caradura.
- Periódico Belga DH.be.
- ABC (29/08/2004): Erik "el Belga"
- Gran Enciclopedia Aragonesa: Erik el Belga
- El País (05/01/1983): Piden 10 años para Erik "el Belga" por robar en la catedral de Tarragona
- El Viajero - El País (20/10/2007): El saqueador pillado. De cómo cayó la banda de Erik el Belga en la catedral de El Burgo de Osma.
- Arte y Mercado: Cómo robar arte y colocarlo en el mercado.

2 comentarios:

dececon dijo...

¡Impresionante historia!

Parece mentira que siga habiendo gente con biografías tan curiosas.

dececon dijo...

He leido en el periódico de hoy que se publica una biografía suya escrita por su mujer.

Publicar un comentario

 
;